¿El aceite de oliva tiene colesterol?

¿El aceite de oliva tiene colesterol?

El aceite de oliva virgen extra es la grasa vegetal indispensable en la Dieta Mediterránea. Tantos son sus beneficios, que muchos expertos creen imposible mantener una vida saludable sin el consumo de aceite de oliva virgen extra.

El colesterol y el aceite de oliva virgen extra están íntimamente ligados. Llegando al punto de que muchos médicos recomiendan el consumo de AOVE para reducir los niveles altos de colesterol. ¡Te decimos el por qué!

El colesterol y los triglicéridos

El colesterol es el encargado de fabricar hormonas, ácidos biliares, vitamina D, etc.; por lo que resulta indispensable para nuestro organismo. Sin embargo, un incremento de esta sustancia puede derivar en severos problemas cardiovasculares.

Cuando los niveles de colesterol son altos, se acumula en las paredes de las arterias y dificulta el paso de la sangre. Como consecuencia, no llega suficiente oxígeno ni nutrientes a las células.

El colesterol LDL (malo) son las lipoproteínas de baja intensidad, responsables de transportar el colesterol a los tejidos para su utilización. Por otra parte, el colesterol HDL (bueno) son lipoproteínas de alta densidad y son las responsables de recoger el colesterol de los tejidos y transportarlo al hígado para su eliminación.

El colesterol puede producirse por diversas causas como genética, sobrepeso y obesidad, exceso de alcohol, inactividad física, fumar y una dieta rica en azúcares y grasas refinados.

A su vez, los triglicéridos son la grasa que almacena nuestro cuerpo para liberarla cuando no tenemos energía. Para que llegue a convertirse en energía, es necesario que circule por la sangre. Si tenemos el número alto de triglicéridos en sangre, el colesterol LDL se deposita con más facilidad en las arterias, se estrechan y se endurecen. 

El aceite de oliva reduce el colesterol

Sin lugar a dudas, el aceite de oliva virgen extra mejora nuestra salud cardiovascular. Los aceites de oliva están compuestos por ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico), vitamina E, antioxidantes, carotenos, esteroles vegetales, compuestos fenólicos...

Gracias a estos componentes, el aceite de oliva virgen extra reduce el colesterol LDL y aumenta el colesterol HDL. Además, es capaz de proteger a nuestro organismo de la oxidación, puede reducir la presión arterial y la inflamación y disminuye la tendencia de la sangre a formar trombos. Todo ello indispensable para una buena salud cardiovascular.

La Fundación Española del Corazón recomienda tomar grasas insaturadas (como el aceite de oliva virgen extra) en lugar de las saturadas y así conseguir controlar el nivel de colesterol en sangre.

Como hemos visto, el colesterol se produce por diversas causas. Si bien algunas no dependen de nosotros, el iniciar una alimentación saludable y equilibrada y evitar el sedentarismo y los malos hábitos sí que están en nuestra mano. Los expertos recomiendan tomar de dos a tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra para reducir los niveles de colesterol, siempre acompañadas de unos hábitos saludables.

Componentes del aceite de oliva que mejoran la salud cardiovascular

El aceite de oliva virgen extra tiene muchos componentes beneficiosos para la salud de nuestro organismo. Pero, ¿cuáles son los que afectan directamente a nuestro nivel de colesterol?

-          Ácido oleico (ácido graso monoinsaturado). Es el responsable de reducir los niveles de colesterol LDL y aumentar el HDL. Además, disminuye la presión arterial y los niveles de triglicéridos en sangre. De esta manera, aumenta los linfocitos, que son el mecanismo de defensa del organismo. Otro punto es que también beneficia la salud hepática.

-          Compuestos fenólicos. Disminuyen las tasas de colesterol y de LDL oxidada debido a sus propiedades antioxidantes como fuertes quelantes de metales y como donadores de hidrógeno. Esto resulta indispensable para el buen funcionamiento de nuestras células.

-          Omega 3. Aunque son ácidos grasos poliinsaturados, están implicados en la reducción de los triglicéridos y colesterol y evitan que se formen coágulos. Igualmente, tienen propiedades vasodilatadoras y ayudan a regular la presión arterial. 

-          Oleuropeína. Este polifenol contribuye determinantemente a la oxidación del LDL (colesterol malo). Es captador de radicales libres.

-          Hidroxitirosol. Estabiliza las fibras de colágeno de la pared arterial.

 

El aceite de oliva virgen extra es el adecuado para reducir el colesterol. Al tener una mayor cantidad de ácido oleico y polifenoles, muchos lo denominan el aceite de máxima calidad para combatir el colesterol.

Volver

ÚNETE A NUESTRA NEWSLETTER

Podrás estar al día sobre el mundo del aceite, de las novedades de Castilloliva y disponer de promociones y descuentos exclusivos.