Aceite de oliva virgen extra y limón, ¿Sí o no?

Aceite de oliva virgen extra y limón, ¿Sí o no?

Seguramente, hayas oído hablar del poder diurético que tiene consumir aceite de oliva virgen extra con limón. Hay muchos artículos clínicos que avalan esta afirmación, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y deporte diario.

El aceite de oliva virgen extra es una gran fuente de grasas monoinsaturadas y saludables y tiene un alto porcentaje de antioxidantes. Por su parte, el limón tiene mucha vitamina C y hesperidina. La combinación de estos dos ingredientes promete beneficiarte en diversos aspectos. ¡Vamos a verlos!

Aceite de oliva y limón por la noche

Como sabéis, consumir aceite de oliva virgen extra nos aporta muchos beneficios, independientemente de la hora en que se consuma. Igual pasa con el limón, un gran aliado antioxidante. Sin embargo, combinarlos por la noche nos ayudará a:

  • Desintoxicar el hígado. Los limones, gracias a la vitamina C, son beneficiosos para reducir los niveles de colesterol malo (LDL) en sangre y el hígado. Si, además, lo combinamos con el aceite de oliva virgen extra (recordemos su gran poder antioxidante por los polifenoles), este efecto se potenciará. Además, la vitamina C afecta positivamente al aumento de las defensas.
  • Salud cardiovascular. El limón contiene hesperidina, un antioxidante que se ha usado tradicionalmente en el tratamiento de desórdenes vasculares. El aceite de oliva virgen extra contiene polifenoles, sus antioxidantes estrella. Combinar el AOVE con limón por la noche, la salud cardiovascular de nuestro organismo se verá mejorada.
  • Mejora el sistema circulatorio. El limón, aporta hesperidina; y el aceite de oliva virgen extra, ácidos monoinsaturados y vitamina K. La combinación de estos componentes se traduce en una mejora en la coagulación de la sangre.
  • Sensación de saciedad. Consumir aceite de oliva virgen extra y limón antes de dormir facilita las secreciones digestivas (gástrica, pancreática y biliar). Asimismo, tomarlos por la noche evitará la sensación de estómago vacío y creará una capa protectora.
  • Retención de líquidos. La retención de líquidos es un problema que afecta a muchísimas personas alrededor del mundo. Tomar aceite de oliva y limón al final del día nos ayudará a reducir la retención de líquidos y notaremos una mejora en la hinchazón de las piernas, y tobillos y en el perímetro abdominal.

 

Aceite de oliva y limón en ayunas

Según muchos ensayos clínicos, consumir aceite de oliva virgen extra con limón en ayunas puede ayudarnos a conservar todas sus propiedades. Esto proporciona un efecto maximizado de sus beneficios.

Algunos de los beneficios que aporta el aceite de oliva virgen extra con limón en ayunas son:

  • Regula el PH del organismo. De esta manera, previene la acidez del estómago y evita el estreñimiento ocasional.
  • Efecto depuración. Unido a una dieta saludable y el ejercicio diario, el consumo de aceite de oliva virgen extra y limón en ayunas puede acelerar el proceso de adelgazamiento.
  • Limpiar la vesícula. Tomar una cucharada de aceite de oliva virgen extra con limón puede ayudarnos a estimular la vesícula biliar, deshaciéndonos así de todos los desechos que se acumulan. Además, su consumo ayuda a aliviar el estreñimiento.
  • Elimina toxinas. Esto se traduce en la regulación de nuestro sistema digestivo, que alivia la acidez del estómago, las digestiones pesadas, náuseas y gases, además de combatir la resaca.

 

Aceite de oliva y limón para la piel

Gracias a todas las propiedades que guardan tanto el aceite de oliva virgen extra como el limón, el consumo de estos dos alimentos también tiene efectos positivos en nuestra piel:

  • Varices y hemorroides. La hesperidina del limón y los compuestos antioxidantes del aceite de oliva virgen extra ayudan a reducir la aparición de varices y hemorroides.
  • Limpiador de la piel. Aplicar aceite de oliva virgen extra con un poco de limón puede limpiar la piel en profundidad. La vitamina C del limón estimula la síntesis del colágeno y el aceite de oliva virgen extra contiene grandes propiedades antioxidantes. 
  • Piel más fina y suave. Añadir unas gotas de aceite de oliva virgen extra con limón al gel que utilizamos, añadirá un extra de hidratación en la piel.
  • Fortalece las uñas débiles y ayuda con problemas de caspa. Además, nuestro cabello lucirá más sano y brillante.

 

Ya hemos visto todos los beneficios que pueden aportar a nuestro organismo el consumo de aceite de oliva virgen extra con limón. Sin embargo, si padecemos algún tipo de enfermedad o tenemos trastornos renales o biliares, úlceras o alergias, es recomendable consultar a nuestro médico.

Volver

ÚNETE A NUESTRA NEWSLETTER

Podrás estar al día sobre el mundo del aceite, de las novedades de Castilloliva y disponer de promociones y descuentos exclusivos.