5 recetas de aceite de oliva aromatizado

5 recetas de aceite de oliva aromatizado

Base de la dieta mediterránea, el aceite de oliva virgen extra es un alimento tan polivalente como saludable. Si, además lo combinamos con otros alimentos para dotarlo de aromas excepcionales, estaremos aprovechando por partida doble sus propiedades.

Con el aceite de oliva aromatizado casero, conseguiremos exaltar el sabor de carnes, ensaladas, verduras… ¡Todos los platos tendrán un toque especial y único!

Como hacer aceite de oliva aromatizado

Hacer aceite de oliva aromatizado es muy sencillo. El único “contratiempo” es el tiempo que tendremos que esperar antes de probarlo, ya que la pinta de estos aceites es tan deliciosa que el tiempo parecerá eterno hasta que lo hagamos.

Generalmente, se mezcla el aceite de oliva virgen extra con cualquier ingrediente en una botella y se deja reposar durante, al menos, dos semanas para que el aceite se impregne bien de ese aroma. Es importante que el aceite sea de gran calidad para evitar que pierda propiedades al combinarlo con otro ingrediente. Durante el tiempo de maceración, guardaremos el aceite de oliva en un lugar fresco y seco.

Dependiendo de los ingredientes que utilicemos para el aceite de oliva aromatizado, se puede utilizar para un tipo de platos u otros. El secreto está en hacerlo con cualquier ingrediente. Nosotros proponemos los aceites aromatizados que más se suelen utilizar, pero puedes hacer tu propio aceite aromatizado con cualquier alimento: canela, trufa, orégano… ¡El límite es tu imaginación!

Aceite aromatizado con guindilla

Es una de las combinaciones más clásicas.

Necesitaremos 60 gramos de guindillas frescas o 30 gramos de guindillas secas y una hoja de laurel para un litro de aceite de oliva virgen extra. Independientemente del tipo de guindilla que escojamos, debemos cortarlas pequeñas y ponerlas en la botella junto con el laurel y el aceite. Cuando hemos logrado la intensidad de picante deseada, lo filtramos y listo.

El aceite aromatizado con guindilla es idóneo para combinar con carnes o asados, incluso con pizzas para un toque más picante.

Aceite aromatizado con ajo

Pelamos 4 dientes de ajos y los cortamos. Los ponemos dentro de una botella con algunos granos de pimienta y una hoja de laurel. Llenamos la botella con un litro de aceite de oliva virgen extra. Dejamos reposar unas cuatro semanas y no lo filtramos, no es necesario.

El aceite aromatizado con ajo es Idóneo como condimento en pasta con salsa de tomate, asados y filetes de pescados, sopas y verduras crudas o cocidas.

Aceite aromatizado con limón

El aceite de oliva y el limón es una de las combinaciones ganadoras. 

Para prepararlo, lavamos dos limones y cortamos la parte amarilla de la piel. Los cortamos en rodajas y los ponemos en la botella con un litro de aceite de oliva virgen extra. Dejamos reposar alrededor de un mes para conseguir un sabor intenso. No hace falta filtrarlo.

El aceite aromatizado con limón es idóneo como condimento en ensaladas, pescados y mariscos. Especialmente, este aceite aromatizado se consume en crudo y sobre platos que no han sido cocinados. 

Aceite aromatizado con especias y hierbas

Para un litro de aceite de oliva virgen extra, necesitamos dos hojas de laurel, dos clavos de olor, seis granos de pimienta, una rama de romero y otra de canela y cuatro bayas de enebro. Ponemos todos los ingredientes en la botella de aceite enteros y los dejamos reposar un mes. Lo filtramos antes de usar.

Es importante que las hierbas estén limpias y lavadas antes de meterlas en la botella, así como bien secas para evitar que el agua entre en contacto con el aceite de oliva virgen extra.

El aceite aromatizado con especias, al llevar tomillo, por su aroma fuerte, es idóneo para acompañar con tomates, verduras, quesos y salsas.

Aceite aromatizado con romero

Ponemos una o dos ramas de romero dentro de la botella de aceite y dejamos reposar. Podemos añadir también granos de pimienta para obtener un sabor más intenso.

El aceite aromatizado con romero es el compañero perfecto de las carnes a la parrilla y todas las sopas.

Bonus: aceite aromatizado con albahaca

Para aromatizar un litro de aceite, necesitamos 40 hojas de albahaca fresca, aproximadamente. Las lavamos bien, las secamos y las dejamos sobre un paño hasta que pierdan toda la humedad del lavado. Las ponemos en la botella junto con el aceite. Las hojas deben quedar completamente sumergidas. Dejamos reposar 20 días y filtramos.

El aceite aromatizado con albahaca es idóneo como condimento en sopas, pasta o ensaladas.

Estos aceites, por regla general, se conservan unos cuatro meses, siempre y cuando se conserven en condiciones adecuadas. Para que alcance su máximo sabor, podemos agitar el bote una o dos veces por semana o antes de consumirlo.

Te recomendamos no utilizar estos aceites aromáticos antes de la cocción, ya que se puede alterar completamente su perfume. Dependiendo de la intensidad del aroma que se desea conseguir, se puede utilizar a la mitad de la cocción o antes de servir.

 

Volver

ÚNETE A NUESTRA NEWSLETTER

Podrás estar al día sobre el mundo del aceite, de las novedades de Castilloliva y disponer de promociones y descuentos exclusivos.