Cómo hacer una crema con aloe vera y aceite de oliva

Cómo hacer una crema con aloe vera y aceite de oliva

La sinergia entre el aloe vera y el aceite de oliva virgen extra hace que sean dos elementos fundamentales en lo que a cuidado de la piel se refiere.

El aloe vera es el ingrediente estrella en el mundo de la cosmética y se suele mezclar con aceite de oliva virgen extra para potenciar sus cualidades. Te decimos cómo hacer una crema con aloe vera y aceite de oliva virgen extra desde casa. ¡Notarás la diferencia en unos pocos días!

Ingredientes

Para hacer la crema con aloe vera y aceite de oliva virgen extra, necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 2 cucharadas de pulpa de Aloe vera. Si no tienes aloe vera arreglado en casa, te decimos cómo hacerlo más adelante.
  • 1 cucharada de Aceite de oliva virgen extra Castilloliva. Puedes utilizar el aceite que prefieras, pero el aceite de oliva virgen extra cosecha temprana variedad picual Castilloliva contiene más cantidad de polifenoles, los antioxidantes naturales por excelencia.
  • 2 cucharadas de leche en polvo.

Ten en cuenta que son ingredientes 100% naturales, lo que ya supone un gran beneficio para tu piel.

Paso a paso

Si tenemos aloe vera en rama, debemos arreglarlo primero. Para ello, quitamos la aloína, una toxina que irrita las pieles sensibles. Cortamos la rama de aloe vera y quitamos las espinas laterales. Después, la introducimos en remojo durante 24 horas, cambiando el agua una dos o tres veces. Al día siguiente, podemos pelar la hoja ya libre de aloína y comenzar a preparar nuestra crema de aloe vera y aceite de oliva virgen extra.

Con un solo paso y de una manera muy sencilla, podemos tener hecha nuestra crema de aloe vera y aceite de oliva virgen extra. ¡Atento!

Solo necesitamos mezclar la pulpa de aloe vera, el aceite de oliva virgen extra Castilloliva que hayamos escogido y la leche en polvo hasta conseguir una mezcla homogénea. De esta manera, ya tendríamos lista nuestra crema de aloe vera y aceite de oliva virgen extra.

Un truco que puedes llevar a cabo es conservar la crema en el frigorífico. Este “efecto frío” en cosmética se utiliza para favorecer la circulación de la sangre y calmar la hinchazón. Además, en verano es una técnica muy empleada al salvarnos de los temidos efectos del calor.

Propiedades

El aceite de oliva virgen extra tiene múltiples propiedades para la piel, entre las que destacamos su capacidad de nutrición, hidratación y aliado contra el envejecimiento.

Por su parte, el aloe vera es tan utilizado en cosmética, principalmente, por regular el pH de la piel, al ser capaz de penetrar en la dermis, epidermis e hipodermis. Esto implica la eliminación de las células muertas y de los poros obstruidos, evitando así los puntos negros y el acné. Además, podemos aplicarlo tanto en cicatrices, quemaduras y estrías como en arrugas y manchas faciales. Aplicando la crema de aloe vera y aceite de oliva virgen extra mejoramos la elasticidad de nuestra piel.

La leche en polvo también ofrece beneficios en nuestra piel, ya que es indispensable para la regeneración de colágeno, fundamental para la prevención de arrugas.

Hacer nuestra propia crema de aloe vera y aceite de oliva virgen extra Castilloliva es muy sencillo y práctico. Sin embargo, antes de aplicar la crema, recomendamos que laves tu cara con productos específicos según tu tipo de piel, ya sea normal, seca, mixta o grasa. Si tienes algún problema dermatológico, como acné o psoriasis, no dudes en consultar a un profesional antes de su utilización.

Volver

ÚNETE A NUESTRA NEWSLETTER

Podrás estar al día sobre el mundo del aceite, de las novedades de Castilloliva y disponer de promociones y descuentos exclusivos.